Estefanía Larrañaga

PLACE2SWAP

Estefanía ha trotado mucho por el mundo. Allí donde le toca vivir, monta algo que no existía a partir de oportunidades y necesidades que detecta con ese radar que lleva puesto. Deben ser las ganas de hacer “algo importante” que tenía de pequeña las que le han llevado a ser un referente de la economía circular en Francia.

Para describirle, contamos también con una colaboración muy especial. La de Belén Goñi que inventó el concepto de “master en todología” para describir a quienes no saben reinventarse y que de innovación real sabe mucho, mucho.

Innovación sin fronteras:

Estefanía (Fani) es una de esas personas con las que una no quiere perder el contacto. Es una persona estupenda que va haciendo grandes amigos por donde va, gran madre de familia, hija y hermana y una emprendedora increíble.

Empezó trabajando en la central de compras de Continente en droguería y perfumería, luego trabajo en L’Oreal primero en una línea de cosméticos y luego en comunicación  institucional hasta que a su marido lo destinaron a  Polonia y se trasladó a Varsovia. Allí, una vez que sus hijos estuvieron aclimatados, aprendió polaco y montó un pequeño negocio de venta de artículos de decoración que combinaban piel de conejo (hay mucha en Polonia) y también se dedicaba a terminar pisos (en Polonia no los entregaban terminados como en España) para que se pudieran alquilar. Allí además de ayudar a muchos de los que llegaban a la colonia española, hizo grandes amigos de todas las nacionalidades.

Cuando a su marido le destinaron a Lyon, se trasladó nuevamente, se instaló y aclimató a sus hijos y empezó a trabajar con una paisajista haciendo jardines increíbles para después dedicarse a vender lencería de lujo on-line. Entonces, pensó que el marketing estaba cambiando mucho y que tenía que actualizarse y se apuntó a un máster de marketing digital y ha terminado montando un negocio en Francia: Place2swap de reciclaje de ropa de marca, una de las Start ups elegidas por galerías Lafayette el año pasado.

¡Ah! Y se me olvidaba, también ha escrito un libro en francés sobre el retail y las nuevas formas de consumir. Lo de plantar el árbol, seguro que lo hizo con la paisajista…Así contado suena fácil, ¿verdad? Pues les aseguro que hay que ser muuuy innovactora para hacer todo esto y no morir en el intento. A mí me resulta increíble su capacidad de aclimatarse, su fuerza, lo emprendedora que es, lo bien que se ocupa de su familia y que siempre le quede tiempo para preocuparse y ayudar a todo el mundo.