PATRICIA CAMPOS
Ciencia, Educación, Objetivo 03: salud y bienestar, Objetivo 04: educación de calidad, STEM, Sur
RECTORA USAT
 

Así describe el CONCYTEC a Patricia en su currículo de investigación: «Médico Cirujano por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos – UNMSM. Especialista en Neurología Pediátrica por la Universidad Peruana Cayetano Heredia – UPCH. Maestra en Bioética y Biojurídica por la Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo – USAT. Doctora en Medicina por la UNMSM. Presidenta de la Comisión Nacional de Certificación de Erradicación de Poliomielitis. Segunda Vicepresidente Subregión Andina de la Organización de Universidades Católicas de América Latina y el Caribe – ODUCAL. Docente principal de Universidad Peruana Cayetano Heredia y de Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo – USAT- Rectora de la Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo – USAT, Chiclayo»

Y así se describe Patricia a sí misma: «Soy una persona feliz y que en la vida siempre tuvo mucho amor a su alrededor. Aprendí a moverme por él y por un afán de servicio, por eso estudié Medicina, es más hice la Especialidad en Neuropediatría en Brasil pero no quise quedarme a pesar de haber sido invitada para ser asistente luego de un año de haber sido tutora de los de primer año de Especialidad, porque creí que era mejor devolverle al país lo que me había dado.
Realicé estudios de gestión y liderazgo universitario para prepararme a ocupar puestos académicos, empecé como Secretaria Académica en el departamento de Neurología de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) en Lima – Perú.

Posteriormente vine a ocupar el puesto de Decana en la Facultad de Medicina y de Directora de Posgrado en en USAT. En este tiempo realicé estudios de posgrado en Bioética también en USAT, donde me preparé para saber discernir los dilemas bioéticos en relación a las vidas de las personas más vulnerables, en especial los niños y aquellas personas
que sufren.
A nivel familiar, fui la tercera de cuatro hermanos pero siempre el centro de ellos y quien los unía. Alguna vez me preguntaron si mi vida estaba completa y hoy puedo decir que si, tuve todo lo que le pedí a la vida. Deseo culminar
este segundo período de Rectorado dejando a la USAT en un buen sitial de prestigio y seguir con mi práctica profesional hasta cuando Dios decida. En esta etapa recién le he encontrado el gusto a escribir y es lo que estoy haciendo ahora.»

En una reciente entrevista le preguntaban: En esta trayectoria habrás tenido dificultades ¿Qué te ha ayudado a superarlas? (a propósito del Covid)
Cuando recién empecé en el Perú asistencialmente, así como docente, tuve que hacerme mi espacio, dejando claro que ser mujer y haber estudiado en un lugar distinto de USA tenía su valor, mucho más viniendo de una universidad pública; tengan en cuenta que en mi época, pocas mujeres estudiaban medicina, por lo que los hospitales eran un reducto algo
“machista”.
Y en lo que respecta a esta época de pandemia, me ha ayudado a sentir que la tecnología también puede ser amigable, y la estoy usando, pero solo para lo necesario e indispensable, aún me rehúso a tener un smartphone.

Hace muchos años que Patricia usa vídeos para enseñar s los médicos residentes y sabe que la tecnología (no sólo la digital) va a ser crítica para la denominada «nueva normalidad». Sin embargo, como especialista en uno de los ámbitos con más retos de nuestro siglo, la bioética, resume los desafíos de la hibridación entre ciencia y humanismo en una frase: No todo lo que se puede hacer, se debe hacer.

Como María Belén Mendé, la Dra. Campos es otra rectora Innovactora de la Red Winn de universidades iberoamericanas que visibilizan y potencian el papel de la mujer en los ecosistemas de innovación . ¿Quieres ver y escuchar en sus propias palabras sus recomendaciones y las que considera competencias clave para un mejor futuro?